Preparando nuevos y sabrossos pedidos. Algunas de nuestras especialidades, como la fideuà de pato, foie y boletus, el arroz del «senyoret» o el arroz negro, viajan a Huesca. Los hemos cocinado expresamente para Valentín y familia y en unas horas, gracias a un ágil transporte refrigerado, podrán disfrutarlas en su mesa. A Móstoles y Pozuelo, como platos principales de sendas celebraciones familiares, enviamos varias raciones de paella de bogavante y paella valenciana además de algunas de nuestras otras especialidades. Cada pedido lo cocinamos expresamente para nuestros clientes, sin prisas, en su paellera, cuidando cuál utilizamos para conseguir una fina capa de arroz y un acabado verdaderamente sabrosso.